A pesar de que la inmensa mayoría de los científicos concuerda en que las vacunas son seguras, existen sectores de la población que insisten en lo contrario debido a la desinformación y mala información que circula por internet y las redes sociales. Uno de estos grupos financió una investigación para obtener resultados independientes, pero los resultados no les gustaron en lo absoluto.

Durante 6 años los científicos realizaron estudios en chimpancés pequeños para medir los efectos de las vacunas, después de 6 años el grupo de científicos llegó a la conclusión de que no había ninguna conexión entre el Autismo y las vacunas.

Sin embargo, esto no detuvo al grupo Safe Minds quien pagó dichos estudios, en su opinión los resultados están mal y ahora realizan una investigación sobre lo que pudo ser la causa de «los resultados equivocados», además de que ya solicitaron un nuevo análisis de los datos ya que en opinión de ellos «las vacunas no son seguras».

El pasado Lunes el Presidente de Safe Minds Sallie Bernard le dijo a Newsweek. «Parece que cuando pagas por un estudio, digerir los resultados puede ser algo difícil»

Este estudio puede sumarse a la serie de estudios serios que demuestran que las vacunas son seguras.

Facebook Comments

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Una Respuesta